lunes, 15 de diciembre de 2008

Candelas


Candelas para mí, Candelas necesito, Aril, para penetrar en las cavernas donde aún habitan mis fantasmas. En tu círculo plateado hallé las esporas para cargar mis mochilas, y abrir los caminos del alba, la Maga de las Estrellas me ha obsequiado un calidoscopio, y en el fondo, alcanzo a ver a una niña disfrazada de Aurora Boreal, ese fue un carnaval triste, pasé desapercibida entre la gente, y mirando las estrellas, anhelé un bosque donde los pinos albergaran en sus ramas, sueños inconclusos. Una niña boreal, una bruja boreal, recién estrenada de bruja, y aún sin aprender los secretos del amor, de la espera.

Candelas para mí, candelas necesito, para alumbrar las cuevas donde he de hallar la sabiduría, el poder de la paciencia, la paz para mi corazón. Sólo así habré de emprender el viaje.

2 comentarios:

Daniela Tivolesi dijo...

Ay... me mató lo del disfraz de carnaval, es cierto? Más allá de eso, lo que Ema siente es super importante para mi, esa podría ser nuestra próxima misión, buscar las candelas olvidadas en el bosque, las dejaron allí para ser encontradas!!

Carina dijo...

jaja, si, es cierto lo del disfraz... de Ema, no mio, jaja. A mí de lo único que me disfrazaron una vez fue de princesa india, y una vez,de grande, me disfracé de Isis.

Lo de las candelas... la misión... vos decís que las dejaron allí para los argonautas y debemos encontrarlas??? Me gusta eso, dale forma...