viernes, 5 de diciembre de 2008

Las nubes de Aril

Presagios antes del atardecer.

Eran las dulces y mágicas señales de un buen presagio divino, las encantadoras nubes de Aril nos guiaron hacia el bosque donde se encontraba "El árbol con forma de león" nosotros emigramos hacia los bosques encantados.
Ema estaba ansiosa del reencuentro con su amiga Aril, los senderos eran laberínticos, tanto, que no encontrábamos el camino hacia el paso de "El sendero del hombre" para subir a las ramas mas altas de Mid huel y cruzar por el portal mágico que se encuentra allí.
Después de dar varias vueltas en el bosque místico del sur, Lobo gris usó su habilidad de metamorfo, para convertirse en una pantera gris y escalar a Mid huel.
Ema subió a la espalda de Lobo gris y vieron que la imágen de un León fértil, se ciño en el cielo con una voracidad inimaginable, indicándoles, cual era el camino hacia el umbral del bosque de Aril, dando por hecho que las energías de los planetas le marcaban, el camino a seguir.
Las nubes de la caja dorada de Aril son mágicas, pero realmente mágicas, si no, miren lo que logran hacer en el cielo diáfano de la tarde, antes de que el sol caiga al oeste, sin que nadie note la ausencia de su brillo.
Ellas son también mapas que guían cuando nos encontramos moribundos, sin destino, tienen la capacidad de cobrar forma de lo que ella desee.
Lobo gris.

1 comentario:

Daniela Tivolesi dijo...

Espero que sean de gran ayuda para los navegantes las nubes mágicas, ese es el propósito de que nos acompañen en el viaje
Grande es tu inspiración, querido Chamán***