lunes, 1 de diciembre de 2008

El legado de la Maga de las Estrellas, para Ema


Un tiempo antes de su partida, la Maga de las Estrellas, obsequió a Ema uno de sus rizos dorados, al igual que a Aril y le habló de los secretos ocultos en esas hebras de cabellos, que ella descubriría llegado el momento.

- Ema, no me olvides, no olvides los colores, los sabores que hemos compartido, no olvides mi sonrisa y tampoco olvides sonreir. Tomá, esto es para vos - y le tendió su rizo dorado.

Ema creyó que al tomarlo,se convertiría en algo muy preciado para ella, pero no fue así. Se dijo a sí misma que quizás la Maga había querido obsequiarle simplemente su cabellos,entonces lo guardó con mucho cuidado dentro de su sombrero encantador. Al ratito saltó de él un papelito que fue a parar a las manos de Ema. En él, con letras azules,estaba escrito amorosamente este mensaje: "Debajo del limonero, apoyado sobre la caparazón de tu tortuga Calita, encontrarás algo que siempre habrá de acompañarte, que te traerá la memoria, el recuerdo de las cosas y los seres que han partido. El futúro, tu misión en la vida, la encontrarás en el Lucero"

Ema corrió hacia el lugar indicado y sobre la caparazón de Calita, encontró un caleidoscopio, lo tomó en sus manos, enfocó la vista, y al girarlo, vió a su papá, a sus jirafas, a su madre dentro de un ojo de tiza, a su abuela Silvia, curando niños en un patio, su abuela Leonor, cociendo sombreros, a ella misma, construyendo metáforas con su preciada maestra. Vió a la Maga, sonriendo, feliz, entre gatos grises y una perra naranja. Vió sus propias lágrimas en el prisma y después dejó de ver, quiso guardar algo aún, para cuando fuera realmente necesario.


Ese fue entonces el legado de la Maga de las Estrellas para Ema: la memoria, los recuerdos, las raíces, la paz.

Ya estaba lista para el encuentro en el claro de luna, con todo su pasado en las espaldas y la ilusión, puesta en la aurora.


Carina

2 comentarios:

Daniela Tivolesi dijo...

toy llorando...
no te equivocaste, que otra cosa le podría haber regalado la maga a Ema... ella era raíz, orígen, génesis y Ema tiene esa memoria para sembrarla, juntas amasaron esa semilla que sabrá encontrar su tierra fértil cada vez que el sombrero encantador hable
abrazos con luz y esporas mágicas***

Carina dijo...

Graciaaassssss, te quierooo!!! Ando necesitando de las esporas...

Besoooo