viernes, 5 de diciembre de 2008

Driante en las ruinas de Tracia


Entre los pilares antiguos.


Un escrito guiado en manos de mi halcón vigía, me confirmó, que Driante estaba redactando las posiciones astrológicas de los templos de Tracia, que había escrito todo el conocimiento astronómico que comprendían los Griegos, en los primeros ciclos divinos de los Dioses antiguos, que cada pilar de la estructura de los templos que él visitó, comprendían un conocimiento de poder absoluto, que quedó maravillado con la arquitectura de ellos.

No dando fin a su escrito enviado con instancia a mi guarida en las montañas de hielo, cerca de los manantiales de Azila, me comentó que él estaba en camino, que tomó el naufragio mas veloz que había, para reunirse ágilmente con nosotros, es preciso que yo llegue, aunque no a tiempo pero necesito contarles que he visto a la Maga de las estrellas, me dejo uno de sus rizos encantados, que yo al llegar a los templos de Tracia. Horas después, se convirtió en un oráculo :"El oráculo del destino"

Voy en compañía de uno de mis aprendices, Jerónimo, para que conozca el continente Americano, y la magia que habita la tierra que me dio la vida, mis sueños y deseos que me han cambiado para siempre.

La Maga me dijo que tenia que emprender viaje, que mi destino estaba escrito con polvo de estrellas y no podía cambiarlo, que los Dioses se encargaron de realizar, por eso llegaré, quizás un poco tarde, pero llegare, esperadme por favor.

Atte. Driante

PD: Olvide mis escritos en el caudal de la emigración, de mis pensamientos.

Saludos, mis queridos aliados.

Carta de Driante a Lobo gris.

2 comentarios:

Daniela Tivolesi dijo...

Se lo espera a Driantes, se lo reclama.. se lo necesita!!!
El corazón y los brazos abiertos para él
Lluvia de besotes***

Carina dijo...

siii, Driante habrá de acompañarnos con toda su sabiduría...
Bienvenido al "Lucero"