domingo, 14 de diciembre de 2008

Oda al canto de luna


K-tag habló, sobre noches de talismanes de hierbas, su voz purificando polos, el Sur estallando de sonido, lagunas reflejando los anillos de fuego de la luna, piélagos de cuervos danzando a través de nubes, gimiendo vino rojo puro, sangrando ojos de cuervos, cielo divino, silencio en la noche, lloran los juncos, las ranas no cantan, los lobos aullan.

K-tag luna roja de vino, bebe mi sangre, que los fantasmas emigran a otros polos- grité
No lloren, que el llanto se vuelve río sin peces- respondió.
K-tag llueve de luna, los jinetes del invierno surcan los charcos- dije.
Escarchas, sábanas blancas cubriendo el verde de mi amada- exclamó.
Tierra, no grites, calma tu furia de lobos en pena- recé en mi credo
K-tag luna de lobos, danza de nubes, de estrellas, de lágrimas, de plumas, de cielos nocturno. Murmuraba en el éxtasis de mi trance.
Almas que emigran hacia el polvo de la luna. Clamó en un silencio extenso, se desvanecía..
K-tag naturaleza divina, cuida el fuego de nuestro zeg zeg, de nuestra conciencia divina.
Fueron mis últimas palabras antes de deshacerme.

Cierro ritual, K-tag nos protege hasta un nuevo ciclo lunar.

Lobo gris.

2 comentarios:

Daniela Tivolesi dijo...

Gracias, Lobo Gris, tus conjuros salvaguardan la entereza de los navegantes***

Carina dijo...

Es increíble la sabiduría que alberga tu mente, enhorabuena haberte encontrado,Lobo Gris.

*:***:**